¡Ilumina tus Productos!

La iluminación es uno de los factores más importantes a la hora de fotografiar objetos. En una sesión fotográfica, la iluminación puede ser tu mejor aliada o tu peor enemiga. Tener la iluminación apropiada para tu producto hará que este se vea como quieres y que tu cliente lo pueda apreciar. Si aprendes a utilizar la luz correctamente, los resultados hablarán por sí solos; una iluminación profesional no es difícil de lograr, a continuación te contaremos como lograrlo.

Recordemos rápidamente la importancia de tener buenas fotos para nuestros productos

  • Despertamos interés: los posibles compradores querrán tener el producto o saber más de él
  • Descripción visual: los clientes contaran con mejor información y podrán estar mas seguros a la hora de realizar su compra
  • Diferenciación: fotografías de producto de alta calidad destacan del resto y se vuelven más atractivas para los compradores

Tips de luz

  1. Si tu producto es de cristal, puedes usar una superficie blanca o negra para que esta refleje el brillo. Debes evitar que la cámara, la iluminación e incluso tú salgan reflejados en el objeto
  2. Elimina fuentes secundarias no deseadas de luz como focos y ventanas para evitar variaciones de luz no contempladas
  3. La luz dura se usa exclusivamente para los objetos totalmente mates
  4. Usa luz difusa para superficies que reflejen mucho
  5. Para objetos rugosos utiliza luz de contra para resaltar texturas
  6. Las luces laterales dan volumen a los objetos, contribuyendo con crear brillos y sombras también

¿Cómo utilizo un reflector?

La luz natural muchas veces es la primera alternativa que utilizamos. Sin embargo, si el sol decide repentinamente esconderse detrás de las nubes, disminuyendo así el nivel de luz natural, asegúrate de tener un reflector a la mano para rebotar e intensificar la luz para rellenar las sombras. Un reflector puede ser varias cosas; una lámina de poliestireno blanca( conocida también como foamboard), una cartulina blanca o cualquier otra pantalla blanca. Puedes encontrar estas láminas en casi cualquier tienda de manualidades o papelería cercana.

Un reflector puede controlar la cantidad de luz que rebota sobre un objeto, y funciona alejando o acercando el reflector a tu producto. Observa bien de dónde vienen los rayos de luz y rebota la luz en la dirección opuesta. Al fotografiar un producto con iluminación posterior, intenta colocar el reflector frente al producto para que la luz pueda rebotar contra él. Lo anterior, proporcionará a tu imagen la mayor luz posible, eliminando la mayor cantidad de sombras .Y finalmente, juega con el ángulo del reflector para encontrar el equilibrio adecuado entre sombras e iluminación; así sacaras todo el provecho de esta fabulosa herramienta para la fotografía.

¿Que otras alternativas tengo para controlar mejor la luz?

Caja luz casera

Este proyecto es básicamente una carpa de estudio ligera y económica, aunque muy controlable. Un accesorio que consta de un cuadrado cerrado con lados translúcidos para permitir que la luz pase y se difunda a través del material. Su uso principal es en la fotografía de productos para eliminar sombras duras y asegurar una exposición uniforme de todo el producto.

La caja es especialmente adecuada para realizar tomas macro y otras fotografías de objetos. Y este pequeño estudio en una caja ni siquiera necesita técnicamente un flash para hacer sus maravillas. Cualquier lámpara brillante servirá si está tomando fotografías digitales, porque es muy fácil equilibrar la luz y obtener el equilibrio de color en el punto.

Esquema para objetos brillantes

Dependiendo del objeto a fotografiar, existen retos particulares en la fotografía del producto. En ocasiones, nuestros productos son muy brillantes, como por ejemplo una botella de cristal; para estos casos deberemos usar una aproximación distinta, algo más sofisticada, pero igualmente muy necesaria y útil para algunos casos.

Para este setup necesitaremos cuatro fuentes de luz. El esquema más conocido es disponer de dos luces a cada lado del producto, ligeramente opuestas, de forma que perfilen el objeto y que dibujen franjas blancas en los laterales. Una luz semi-lateral debe encargarse de iluminar la parte frontal, mientras que la luz cenital, o de fondo, se encargará, de nuevo, del fondo.

Esquema para objetos mate

Por el contrario, si el producto es mate y no va a crear grandes brillos, lo ideal es colocar una luz en posición cenital, encargada de iluminar el fondo y la parte superior del producto, y la otra en un lateral, cuya función será dar profundidad al objeto fotografiado con un degradado de luz. Ambas deben colocarse en un ángulo de 90º respecto al producto que queramos fotografiar.

Otra opción es eliminar la luz superior, haciendo que el fondo pierda iluminación y el producto gane todavía más volumen.


Fuentes de Referencia:

CanvaMX Fotografía de Producto

Shopify ES Blog

Diligent Iluminación para la fotografía

Strobist DIY $10 macro

This entry was posted in Sin categoría and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *